viernes, 14 de diciembre de 2012

Ayer no más, de Andrés Trapiello

Este libro me ha gustado bastante, por muchas cosas:
Me gusta que existan múltiples narradores, de épocas y con ideas distintas.
Me gustan los guiños que hacen referencia a otras obras.
Ha sido un placer descubrir a Hanna Arendt y volver a pensar algunas ideas de Nietzsche.

Leyéndolo me he acordado de varias personas, de ambos bandos, a las que leerlo seguro que les gustaría, pero estoy segura de que no le dedicarían ni una ojeada a la cubierta si lo vieran en la librería, empecinadas en saberlo ya todo sobradamente sobre el tema, y por supuesto, por creerse en posesión de la razón más absoluta. Una pena.

Y como no se me ocurre cómo comentarlo sin ofender ni que se me malinterprete, dejo estos fragmentos, y que cada uno vea si le interesa o no:

"El olvido no existe - dice ella textualmente [Hanna Arendt]- . Nada humano es tan perfecto, y sencillamente hay demasiada gente en el mundo para que el olvido sea posible. Siempre quedará un superviviente para contar la historia."

"El error en el que hemos incurrido durante tantos años los historiadores a la hora de abordar la Guerra Civil ha sido, tal y como hemos repetido hasta la saciedad, el de interpretar los hechos a partir de la idea de dos bandos, buenos y malos, de dos posiciones, una progresista y otra reaccionaria. Sólo así se comprende que la conducta criminal de unos individuos se justificara o condenara, dependiendo del bando o las ideas. Eso ha enrocado a muchos españoles, durante décadas, incluidos historiadores, en cada uno de los bandos, en el "tú más", más que en el "yo también"".

"La buena memoria es a veces un obstáculo al buen pensamiento", decía Nietzsche.

"Pasada la guerra todos han querido persuadirnos de que no pudieron hacer otra cosa, y cada cual cree que en su bando los crímenes se cometieron en abstracto, de una manera indiferenciada, en nombre de la República o de Falange, del Comunismo, de la Anarquía o de la Iglesia, con lo cual, unos y otros, aceptando en principio que todos pudieron ser culpables, acaban teniéndose por inocentes, en tanto creen que los crímenes del bando contrario los cometieron individuos diferenciados que debían pagar por ello."

"La memoria hay que cultivarla; el olvido crece solo"

Y más cosas que pondría, pero temo que no sea legal reproducir tanto ;P
En fin, que dice el autor que es la última novela que escribe sobre la Guerra Civil, y que lo que busca con ella es acercar a la paz...Pues algunas de las ideas va a despertar el espíritu guerrero de más de un lector.

Qué bien que existan libros que enciendan opiniones y nos lleven a pensar un rato.



miércoles, 19 de septiembre de 2012

ÚLTIMAS LECTURAS

La maternidad es muy bonita, pero no deja mucho tiempo para leer.
Estos últimos meses han sido un poco locos y no me apetecía leer nada complicado, ni tocho (teniendo en cuenta que aprovechaba para leer el ratito que el niño empleaba en mamar). Por suerte este niño trajo, además del pan, un reader bajo el brazo, lo que facilitó bastante la cosa, aún así seguía teniendo en casa mucho papel por leer y empecé por lo último que me había comprado, a saber:

- El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson.
- Por favor, cuida de mamá, de Shin Kyung Sook.


En el primero descubrí la vida de Allan Karlsson, un tipo que me ha caído muy bien por la manera que tiene de ir resolviendo las cosas que le ocurren, y por su oportunismo, y es que el tipo está siempre en el país adecuado y con los personajes protagonistas de los acontecimientos más importantes de la historia reciente, así que me ha servido también para repasar una asignatura que nunca se me dio bien. Vale que es totalmente rocambolesca, pero también es divertida y fácil de leer.




El segundo me tocó la fibra sensible, no sé si por ser madre, por ser hija, o por ser sensible, el caso es que es una historia conmovedora y triste, pero muy bonita. Te hace recapacitar sobre el duro trabajo de ser madre y sobre lo poco que puedes conocer a la tuya ¿Quién se ocupa de una madre después de que ella se haya ocupado de todos?

lunes, 23 de enero de 2012

La Universal, una pensión donde alquilaría una habitación


Me gustaría empezar este post dándole las gracias al dependiente de Fnac que me atendió. No recuerdo su nombre, pero sí que me hizo un par de recomendaciones literarias que me encantaron. Y La Universal, de Toti Martínez de Lezea fue todo un acierto.

En teoría, es novela histórica pero casi que podría ser comedia o incluso una historia de detectives. He aprendido cosas de la ciudad en la que vivo, cómo era en el siglo XX: el atentado, los cambios ideológicos, las persecuciones políticas...

El libro narra como surge la pensión La Universal y cuenta la historia de sus peculiares huéspedes: un anarquista, una prostituta con mucho corazón, una adivina, un profesor en paro, un abogado sin futuro. Todos con muy buenas intenciones, pero sin un céntimo.

Desesperados y sin nada que perder, deciden montar un circo e ir de gira por los pueblos de Madrid. Solo diré que en el autobús me miraban mal, por las carcajadas que soltaba. Un libro entrañable, divertido y del que aprendes.

No conocía a la escritora, pero en mi lista de libros pendientes ya está El jardín de la Oca esperando. Así que solo me queda decir: Gracias dependiente del turno de tarde!

martes, 17 de enero de 2012

Lo que esconde tu nombre

A veces descubres libros por casualidad, lees una reseña en un periódico, una entrevista en un dominical y piensas: este libro me lo compro. Pero luego, lo olvidas y compras otros títulos antes.

Hasta que un día, paseando por unos grandes almacenes de libros (a buen entendedor...) vi los ojos de la imagen de la portada. Esa cara nívea me llamaba y me pedía que lo comprara. Y, en tema de libros, soy una compradora compulsiva.

La historia está contada a dos voces, la de Sandra una mujer embarazada que no sabe qué hacer con su vida; y la de Julián, que al final de la suya no quiere ni puede olvidar su pasado.

Sandra conoce en la playa a una pareja de abuelitos noruegos y poco a poco sus vidas toman el mismo camino. Ella les ayudará y les acompañará al médico y ella no se siente tan sola en un momento tan decisivo en su vida.

Sin embargo, aparece Julián y le cuenta que esa pareja tan encantadora tiene un oscuro pasado. De repente, perdida la inocencia, todo adquiere un nuevo significado: las fotos, las miradas, las extrañas visitas.

Me ha gustado mucho, porque te inquieta, sufres cuando lo lees, tienes miedo por lo que le pueda pasar a Sandra. Pero lo que de verdad da auténtico terror es recordar las atrocidades que se vivieron en el régimen nazi y descubrir cómo el ser humano es capaz de ser tan cruel y malvado.

Una opción interesante que combina venganza, miedo, egoísmo, remordimientos, misterio, dosis de amor y aunque parezca extraño: humor, que Julián es un viejecito que ha vivido mucho y ha aprendido también de la vida.

Por último, quería comentaros que lo que más me gustó fue la posibilidad del terror sin asesinos de motosierra, ni seres de otro mundo. Ya sabéis, que la realidad supera la ficción.

martes, 10 de enero de 2012

NUEVOS LIBROS POR CORTESÍA DE LOS REYES MAGOS



Aunque sea un poco tarde para seguir diciéndolo: FELIZ AÑO!! Espero que 2012 os traiga muchas cosas buenas, y si no, que por lo menos os traiga buenas lecturas. A mí ya me han traído los Reyes Magos (la verdad es que han sido tres Reinas Magas) unas cuantas que estoy deseando empezar, me encanta ver crecer mi estante de libros pendientes, a los que se han sumado estas fechas:


En el país de la nube blanca, de Sarah Lark.


Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Este libro ha debutado con gran éxito en Alemania, es una novela cautivadora sobre el amor y el odio, la confianza y la enemistad, y sobre dos familias cuyo sino está unido de forma indisoluble.




¿Pinta bien verdad? Sé que la reina maga que me lo ha traído se ha calentado un poco la cabeza, porque mi lista de regalos no le llegó, jajaja. Menos mal que conoce mis gustos y acierta.




Niños feroces, de Lorenzo Silva.



Lázaro es un joven aprendiz de escritor que, en opinión de su maestro, es incapaz de escribir historias largas, porque pertenece a la generación de lo fragmentario, del post bloguero, el mensaje de Facebook o Twitter y el vídeo de YouTube. Para Lázaro, el problema estriba en que no tiene argumentos. Su maestro le regala una historia, la de Jorge, un joven madrileño, como él, que setenta años atrás, el 13 de julio de 1941, salió con la primera expedición de la División Azul. Una peripecia pasmosa que le llevó a la batalla de Krasny Bor, en el frente de Leningrado, y después, en 1945, a defender Berlín con el uniforme de las Waffen-SS. Acompañado por las lecturas de Walter Benjamin, Jorge Semprún o Günter Grass, Lázaro escribe un relato vibrante que, enhebrando estampas del hoy, desde las guerras de Irak y Afganistán al 15-M, recorre los escenarios de una Europa en guerra.


Qué ganas tengo de empezarlo, creo que este será el primero que lea.




El grupo de lectura, de Elizabeth Noble.


Cinco mujeres con los mismos problemas que todas las demás, pero capaces de dejarlos de lado durante unas horas para sumergirse, con la ayuda de una copa de vino, en las vidas de otros seres humanos que se enfrentan a la vida a su propia manera: han formado un grupo de lectura, una reunión mensual en la que discuten, comentan y se sumergen en un libro que acabará siendo inolvidable para ellas. Las confesiones y secretos harán que surja el aprecio y, finalmente, la amistad.



¿A qué me sonorá a mí esto? ¿Dónde está el Club Mitford? Debería ponerse de nuevo en marcha.


Creo que éste será el último que me lea de los tres, porque para cada mes plantean una lectura, y me gustaría echarles un vistazo antes de leer esta novela.



¡Qué ilusión! ¡A robarle horas al sueño!